Analisis Critico de Los Landmarks.

¿Qué son Los Landmarks? Nos encontramos ante un problema de tal complejidad que podríamos llenar un libro completo con nuestras discusiones, pero el espacio y las exigencias ulteriores de nuestros estudios nos obligan a un tratamiento breve y sencillo del tema.

Puede dividir y subdividir una gota de agua en partículas muy microscópicas, pero al final llegará a un punto en el que una nueva división de su partícula le dará, no una gota de agua, sino un gas, oxígeno o hidrógeno. A esta partícula más pequeña en la que la materia puede dividirse así sin perder su identidad, los científicos la denominan “molécula”. Supongamos que usamos esto como una analogía del análisis de la masonería.

Podemos dividir la Masonería en elementos, eliminando una cosa tras otra, pero nuestros elementos seguirán siendo “Masonería”; pero si vamos lo suficientemente lejos en nuestro proceso de “despojo” llegaremos por fin a un punto en el que cualquier división adicional destruirá la identidad del Oficio y la Masonería dejará de ser Masonería. Habremos alcanzado las “moléculas”. Estas moléculas masónicas son Los Landmarks.

La palabra “Landmark” se origina por primera vez en la masonería en el año 1720 (publicada en 1723) en los reglamentos compilados por George Payne; (fue masón y el segundo Gran Maestre de la Primera Gran Logia de Inglaterra en 1718). que en su artículo 39 dice: “Cada Gran Logia tiene autoridad para modificar este Reglamento o redactar otro en beneficio de la Fraternidad, siempre que se mantengan invariados los antiguos Landmarks”, pero dejó el concepto sin precisar.

Sin embargo indagando un poco en diversos textos de consulta Masónico se entiende por Landmarks o Linderos o Antiguos Límites a las bases que dan origen a los Reglamentos, Constituciones y Estatutos de los Grandes Cuerpos Masónicos esparcidos en la superficie de la tierra. Esas bases fueron dictadas en época tan remota, que no se encuentra relación alguna de su origen en los anales de la Historia. Por tanto, el primordial requisito para que una práctica o regla de acción constituya un Landmark, es que debe haber existido desde una época que la memoria del hombre no puede retrotraer, “su antigüedad es el elemento esencial”.

El motivo de la búsqueda de Los Landmarks suele ser el intento de descubrir lo que es peculiar de la masonería, lo que es su posesión única y que puede describirse como su “individualidad”. ¿Podemos descubrir este elemento “único” en nuestra Fraternidad y así llegar a la raíz de todos los LandMarks? Nuestras enseñanzas se pueden encontrar en otras sociedades, la iglesia por ejemplo; ceremonias, ritos, alegorías son utilizados por otros cuerpos secretos; nuestros mismos símbolos no son todos nuestros, ya que muchos de ellos se han utilizado desde la antigüedad.

Mi propia teoría, ofrecida por lo que vale, es que lo “peculiar” de nosotros es la manera en que hemos combinado y ensamblado estas enseñanzas, ritos y símbolos, y la manera en que nos hemos organizado para imprimirlos en las mentes de los hombres. Sin embargo, muchas cosas que tenemos en común con otras sociedades, nuestro método de presentar estas cosas es todo nuestro; y ese es un asunto de gran importancia.

 

Entonces, ¿qué son los hitos y por qué son importantes?

Se supone que los Landmarks son principios en los que todos los masones estarían de acuerdo. Desafortunadamente, los masones y las grandes logias no han acordado unánimemente qué elementos deben incluirse en la lista de cosas que son “universales y no pueden modificarse, derogarse o eliminarse”.

Sin embargo, ha habido una serie de listas de hitos masónicos. Uno de los más conocidos fue preparado por un famoso autor masónico Albert Mackey en 1858. Y es instructivo escuchar lo que incluye en su lista de los 25 principios fundamentales o Hitos de la Francmasonería.

  • El primero son los modos de reconocimiento.
  • El segundo es la división de la masonería simbólica en tres grados.
  • El tercero es la leyenda del tercer grado.
  • El cuarto es el gobierno de la Fraternidad por un presidente llamado Gran Maestre.
  • La quinta es la prerrogativa del Gran Maestre de presidir cada asamblea del Oficio.
  • La sexta es prerrogativa del Gran Maestre de otorgar Dispensaciones para conferir grados en momentos irregulares.
  • La séptima es la prerrogativa del Gran Maestre de otorgar dispensaciones para la apertura y celebración de Logias.
  • La octava es la prerrogativa del Gran Maestre de hacer masones a la vista.
  • Nueve es la necesidad de los masones de congregarse en logias.
  • Diez es el gobierno del Arte, cuando así lo congregan un Maestro y dos Guardianes en una Logia.
  • Once es la necesidad de que cada Logia, cuando esté congregada, esté debidamente embaldosada.
  • Doce es el derecho de todo masón a estar representado en todas las reuniones generales del Oficio e instruir a sus representantes.
  • Trece es el derecho de todo Masón de apelar la decisión de sus Hermanos en Logia convocados, a la Gran Logia o Asamblea General de Masones.
  • Catorce es el derecho de todo Masón a visitar y sentarse en cada Logia regular.
  • Quince es que ningún visitante, desconocido como masón, puede entrar en una Logia sin antes pasar un examen según el uso antiguo.
  • Dieciséis es que ninguna Logia puede interferir en los negocios de otra Logia, ni otorgar títulos a los Hermanos que son miembros de otras Logias.
  • Diecisiete es que todo francmasón está sujeto a las leyes y reglamentos de la jurisdicción masónica en la que reside.
  • Dieciocho es que las calificaciones de un candidato son que debe ser un hombre, no mutilado, nacido libre y en edad madura.
  • Diecinueve es una creencia en la existencia de Dios.
  • Veinte es eso, subsidiario de esta creencia en Dios, es la creencia en una resurrección a una vida futura.

 

  • Veintiuno es que un “Libro de la Ley”, por ejemplo, la Santa Biblia, constituirá una parte indispensable del mobiliario de cada Logia.
  • Veintidós es la igualdad de todos los masones.
  • Veintitrés es el secreto de la institución.
  • Veinticuatro es la base de una ciencia especulativa, con fines de enseñanza religiosa o moral.
  • Y veinticinco es que estos puntos de referencia nunca se pueden cambiar.

Aunque grandes orientes han estado en desacuerdo con uno u otro de los Landmark o Hitos en la lista de Mackey, todos han acordado con tres Hitos, y estos están incorporados en los estándares de reconocimiento adoptados para evaluar la ‘’Regularidad’’ de una Gran Logia

  1. El primer estándar de reconocimiento es “Legitimidad de origen”.
  2. El segundo, es “Jurisdicción territorial exclusiva, excepto por consentimiento mutuo y / o tratado”.
  3. Y el tercero, es “Adhesión a los Hitos Antiguos específicamente, Creencia en un ser supremo, Volumen de la Ley Sagrada como parte indispensable del Mobiliario de la Logia, y prohibición de la discusión de política y religión.

Hablar de regularidad masónica o definirla en este punto de mi caminar por la orden seria un atrevimiento sin embargo estos antiguos Landmarks o hitos me han dejado claras las bases fundacionales de una institución que no solo es universal, sino que también está en constante evolución como la humanidad misma y que cada logia conformada por ilustres hombres busque un bien común para la orden es un valor arraigado a ese ejemplo milenario que debemos seguir puliendo.

Concluyo entonces del hecho que la opinión de que la moralidad debe basarse en la creencia en un Ser Supremo, que debe haber algo a lo que respondamos que sea más grande no solo que nosotros mismos, sino también más grande que nuestra Fraternidad.

Para nuestra hermandad son fundamentales las obligaciones que asumimos unos con otros, desde mantener una confianza y brindar asesoramiento y orientación hasta un apoyo más tangible y material. Estas obligaciones también se extienden a los familiares de nuestros Hermanos. Somos religiosos y patriotas, pero nuestras Logias no son sectarias ni políticas.

Hay más. Buscamos ser hombres virtuosos y honorables. Creemos que todo ser humano puede reclamar nuestros buenos oficios y consideramos nuestro deber ayudar a hacer del mundo un lugar mejor, más amoroso y más compasivo. Por eso buscamos la verdad, apoyamos la justicia, mostramos tolerancia y actuamos con caridad.

 

En mi opinión, estos son algunos de nuestros Landmarks personales, algunas de las cosas que nos distinguen de otros clubes sociales o sociedades, y lo que hace que nuestra Fraternidad sea tan especial y hace que la Masonería sea una fuerza para el bien en el mundo.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *