Amor y Masonería.

Dios es amor, el alma es amor, el Cosmos se sustenta en el Amor. En su forma universal, es la gran ley de atracción y comprende realidades muy distintas. El amor vivido a nivel del alma es muy distinto del amor-emoción que procede fundamentalmente del mecanismo del deseo, de la carencia afectiva, de la necesidad de poseer o de dominar, …