Entrevista a Manuel Jiménez Guzmán, Ex Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo de México.

La entrevista que en esta ocasión les presentamos, representa uno de esos espacios de honor que he tenido la oportunidad de tener desde Masonería Global.

A Don Manuel Jiménez, nuestro Queridisimo Hermano, lo pude ver por primera vez hace un par de años  en un muy interesante documental de la National Geographic. Allí pude ser testigo de su gran sabiduría y poderosa energia como ser humano.

Tiempo después le pude ver en una entrevista para la televisión mexicana, donde lo denominaban el líder de la Masonería en México y el masón mas reconocido actualmente en ese país. Partiendo de todo lo anterior, no podíamos dejar de llevarle a nuestros lectores las palabras y pensamientos de nuestro Respetable Hermano.

Para mi en lo personal poder compartir con Don Manuel es un verdadero privilegio y se que ustedes compartirán conmigo esa sensación al terminar de leer esta entrevista.

 

¿Quién es Manuel Jiménez Guzmán?

 

Soy un hombre libre y de buenas costumbres y mis hermanos me reconocen como tal. No intento enviar mi currículum, sólo alguna información.

 

 

Actualmente conduzco “LA HORA 33” de cobertura nacional e internacional que consiste en entrevistas y mesas de diálogos a personajes de la cultura, el arte, la política, el deporte, la ciencia, la tecnología y toda actividad humana; invitándolos a que nos sigan en las redes sociales.

Soy Presidente de Avanzada Liberal Democrática, Agrupación Política Nacional y Presidente de Laica Internacional, fui electo en la República de Santo Domingo, como Presidente de los Soberanos Grandes Comendadores del Continente Americano, además de mis responsabilidades en la Orden Masónica.

Agradezco a Masonería Global esta entrevista, y comento que soy descendiente de Carlos María Bustamante quien elaborara con los Libertadores el Acta de Independencia Nacional.

Hijo de Manuel Jiménez San Pedro y María de la Luz Guzmán Benavides.

Mi padre grado 33, Presiente Municipal de Tampico, Diputado Federal que contestara el 4º. Informe del Presidente Masón Miguel Alemán.

Mi madre defensora de los derechos de los trabajadores y la mejor Abogada de la Escuela Nacional de Jurisprudencia de la UNAM.

Me casé con Rosa Olimpia Rodríguez, Antropóloga, nacida en Nicaragua.

Tengo dos hijos masones, Manuel y Carlos, que son mis mejores amigos y mi orgullo.

Sus esposas sinigual, Kristina y Fernanda, que son mis hijas queridas. Dos nietos que serán masones, Sebastián y Nicolás de tres y un año.

Mis Hermanos, Universitarios de siempre, Rodolfo, Lucero y Patricia.

Mi cuñado Marco, mi cuñada Cora, mis queridas sobrinas Tania y Corita, su esposo Gerardo y sus hijos Matilde y Emiliano.

Para mí la familia, es la célula vital de la humanidad porque es mi recia fuerza de valores como, el honor, la honradez, la valentía, la lealtad y la congruencia.

Nací en la Ciudad México y he realizado durante toda mi vida tareas académicas, políticas, masónicas y he fundado un sinnúmero de organizaciones.

Me inicié en nuestra Augusta Institución en 1965, con dispensa del Gran Maestro de la Gran Logia “Valle de México”, José Antonio Hernández Ugalde, y fui Venerable Maestro en 1968 por primera vez de mi Madre Logia Fleming No. 42. Conservo gratos recuerdos y enseñanzas de mi Past Gran Maestro Alfonso Sierra Partida.

No relataré todos los cargos y responsabilidades con todos los Grandes Maestros, sólo deseo resaltar que fui Gran Maestro de la Gran Logia “Valle de México”, Presidente de la Confederación de Grandes Logias de la República Mexicana, fundada por Nuestro Hermano Lázaro Cárdenas, Presidente de la Confederación Masónica Interamericana Zona I, Grado 33 Activo que me permitió ser electo Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo de México.

Soy libre pensador, no tengo ningún credo religioso, aunque respeto a mis hermanos de todas las religiones, militancias políticas y diversidad étnica, sexual, social y filosófica.

Me inicié en la política en 1963 siendo Presidente de la Sociedad de Alumnos de la Escuela Secundaria de Gobierno No. 17 “Constitución de 1857” ingresando a la Dirección Juvenil del PRI.

Milité más de 50 años en ese Partido del cual me alejé tras el asesinato de nuestro Hermano Luis Donaldo Colosio y otros factores multicausales.

He sido legislador 18 años como Diputado Federal y Diputado Local y Fundador y Presidente de la Asamblea de Representantes de la hoy Ciudad de México y de la Primera Asamblea Legislativa, fui el último Presidente del PRI que ganó las elecciones de la Ciudad de México y en la Administración Pública, colaboré en la Comisión Federal de Electricidad, en la Secretaria del Trabajo, en la Secretaria de Educación Pública y como Director General de CAPFCE (Comité Administrador del Programa Federal de Construcción de Escuelas).

Soy liberal, juarista, de izquierda, del liberalismo social y vivo como el Presidente Vitalicio Benito Juárez señaló, en la justa medianía, porque jamás me enriquecí ni tome un centavo mal habido del pueblo de México. La lealtad, la honradez y la valentía son mi trinomio y lucho como ustedes en la orden masónica por la libertad, la igualdad y la fraternidad.

¿En su opinión qué papel ha jugado la Masonería en la historia de México?

La historia de México corre paralela con la historia de la Masonería, los estudiosos e  investigadores ubican diferentes fechas de las primeras logias destacándose la logia del Callejón de las Ratas, hoy Bolívar, en donde la Masonería junto con los libertadores de América organizan la revolución popular (1808-1810) con nuestros Hermanos: Hidalgo, Morelos, Allende, Jiménez, Abasolo, Bustamante, Josefa Ortiz de Domínguez, Leona Vicario y centenares de Hermanos nuestros.

Con el trascurrir del tiempo en “Los Sentimientos de la Nación” y la “Constitución de 1824” la Masonería tiene un papel vital y preponderante, así como en la Reforma que encabeza el Gran Maestro Perene y Presidente Vitalicio Benito Juárez iniciado junto con los Reformistas y su generación; masones como Lerdo de Tejada, el Nigromante, Valentín Gómez Farías, Zaragoza y los Constituyentes, por los cuales nace el Estado Laico y Social al proclamar “Las Leyes de Reforma” y la “Constitución de 1857”, es decir, el nacimiento de la República no podría entenderse sin la Masonería, que con el pueblo de México derrota a los imperios más poderosos de España, Inglaterra, Estados Unidos de Norteamérica y al Ejército Francés.

Por ello, en San Pablo Guelatao hay una frase que define a nuestra orden: “Antes de Juárez México era un cúmulo de pasiones; después de Juárez México fue simplemente la Patria”.

Y finalmente es la “Revolución Mexicana”, movimiento armado de 1910, en donde la Masonería logra abatir a la Dictadura Porfirista de más de 30 años, con Madero y Pino Suarez, asesinados brutalmente por el pacto de la Embajada entre la Iglesia Católica, los Conservadores y el Imperio Norteamericano.

Masones destacados como Carranza y los Constituyentes de 1917, Jara, Mújica, Palavicini, Romero Flores y desde luego los combatientes Zapata y Villa; sin olvidar a masones distinguidos del movimiento armado y del nacimiento del México nuevo, como Obregón, Cárdenas, Calles, Emilio Portes Gil y casi el 90 por ciento de Presidentes que pertenecieron a nuestra Augusta Institución, al igual que más del ochenta por ciento de los Constituyentes de 1917.

Finalmente, la Masonería lleva a la Carta Magna la educación laica ajena a prejuicios religiosos, la soberanía que reside en el pueblo y no en dioses o reyes, la libertad de cultos y de creencias, la separación del Estado y todas las iglesias, los derechos obreros y campesinos; y promueve el México y la República que en síntesis es “Ni Estado Religioso, Ni Religiones de Estado”. La historia de la Masonería es la historia del México de hoy y del México pendiente por construir.

 

¿Cómo está estructurada a nivel de Grandes Potencias la Masonería en su país?
 

Es muy sencillo, en mi país, México, existen todos los Ritos más importantes de las decenas de ritos que existen en el mundo, sobresalen el Rito Escocés Antiguo y Aceptado, el Rito Yorkino, el Rito Nacional Mexicano, el Rito Francés, el Rito Universal, el Rito Misraim y otras organizaciones masónicas y paramasónicas que forman parte de la estructura en nuestro país, incluyendo a la combatiente e histórica Masonería Femenina como el Supremo Consejo Femenino de México, “Alma Mexicana”, “Organización masónica Mexicana”, “Valle de Anáhuac” y organizaciones como los “Shriners”, que mantienen veintitrés hospitales gratuitos para niños discapacitados, quemados, de labio leporino, en el mundo, y organizaciones no gubernamentales de derechos humanos, lucha ambientalista, equidad de género, derecho de las mujeres a interrumpir el embarazo, feministas y líderes sindicales, indígenas y campesinas, además de militares de que forman logias en las distintas organizaciones masónicas de México.

Finalmente, como en el mundo, en la gran mayoría de los ritos la Masonería simbólica se integra por tres grados: Aprendiz, Compañero y Maestro Masón; y la Masonería Filosófica del grado 4º. al grado 33; aunque en otros ritos con el mismo fin y meta están organizados de manera diferente en su metodología, pero con los mismos fines y propósitos.

 

 

¿Cuáles son los principales retos de la Masonería Mexicana en la actualidad?

 

Abatir los grandes males, porque a los viejos problemas se han sumado los nuevos problemas, desterrar la desigualdad social, la corrupción, la impunidad, la pobreza, la insultante concentración del ingreso y la riqueza en pocas manos, frente a más de sesenta millones de pobres y de extrema pobreza, cuya única libertad es morirse de hambre. El papel de la Masonería en México al haber logrado incorporar en la Constitución la República Laica, es incorporar el concepto “República Social”, aunque algunos le llamen “Liberalismo Socialista” o sus detractores fundamentalmente los corruptos del sector público o privado pretendan conservar el “Statu quo”.

 

 

Hoy es la lucha de las ideas, la Masonería es Propuesta, ayer con las armas, hoy con los pensamientos. Arribar al poder, no por el poder mismo; sino para servir al pueblo de México y fomentar en pocas palabras, la paz, la justicia, la equidad, la libertad, la igualdad y la fraternidad entre los mexicanos.

 

 

¿De qué forma puede la Masonería contribuir al desarrollo ético, moral, humano y social de su país?

 

 Cala más el ejemplo que la palabra; esto significa que la Masonería al constituir las condiciones del ascenso del hombre y el desarrollo de la humanidad debe vincular una conducta ética y ejemplar ante las nuevas generaciones; que nuestros miembros vivan, piensen y actúen con la congruencia; que sea ejemplo la ética, que es la ciencia que estudia la moral; que en el aula, en el sindicato, en las organizaciones no gubernamentales, en los talleres, en la empresa, en el gobierno, en la investigación, en la educación los masones actúen con ética, con honestidad, con lealtad a nuestros principios y fomentar un profundo cambio de carácter social, político y económico.

Pienso, finalmente, que el sistema se agotó, que el capitalismo salvaje, el neoliberalismo, la corrupción y la violencia corroe el tejido social; por eso soy un inconforme y un radical, que significa ir a las raíces; y que dé a las nuevas generaciones el advenimiento de una nueva sociedad y de una nueva y mejor República.

¿Cuál cree que fue su mayor aporte a la orden en el ejercicio de su cargo en el Supremo Consejo de México?

 

Creo que hay cuatro; y muy brevemente las relato, reconocidas nacional y mundialmente.

Primero: como Soberano Gran Comendador del Supremo Consejo de México, llevé al mundo nuestro mensaje, recorrí los cinco continentes y llevé a la Masonería Mexicana al reconocimiento internacional, con el Premio Internacional “Alberto Martínez-Lacaci”, que otorga la Masonería Española; así mismo, la elección como Presidente de los Soberanos Comendadores del continente Americano; al crear también “Laica Internacional”, que es una agrupación que continúo presidiendo y que se ha extendido por más de una treintena de países para fomentar la laicidad y el respeto absoluto a la libertad junto con la aplicación irrestricta del estado de derecho y de justicia,

Segundo: di entrada a la propuesta con una ponencia ante un convento o convención mundial para otorgar el reconocimiento del Rito Escocés Antiguo y Aceptado a las mujeres, como ya  existen en la mayoría de los ritos del mundo, con los cuales llevo una permanente comunicación, un contacto directo y una permanente amistad fraternal. Es decir, logramos que la Masonería Mexicana se ubicara en lo que ustedes mantienen: la globalidad, la Masonería global, la Masonería ecuménica, porque todos, independientemente del país, de ritos, creencias o militancias somos fratelos, somos una hermandad,

Tercero: a través del panel “México, Presente y Futuro” en el Gran Consistorio en tenida Blanca, concurrieron los más destacados personajes de las Universidades, Politécnicos, Cultura, Arte, Política, Milicia, Seguridad Nacional, Deporte, Equidad de Género, Derechos Humanos y un sinnúmero más, de reconocidos méritos en actividades diversas.

Y cuarto: nunca la Masonería Mexicana había tenido presencia en las redes sociales y en los medios de comunicación para terminar con los mitos, ofensas, insultos, leyendas negras que nos han señalado como hijos de satán, como enemigos de las religiones, como organizaciones oscuras y negativas. Arribamos, como lo señalan en su invitación, a los medios de comunicación más importantes del mundo como National Geographic y otras más, logramos una permanente comunicación a través de redes sociales, fundamentalmente con jóvenes, como lo acabamos de señalar recordado por ustedes, en la entrevista que le hiciera a quién también fuera Gran Maestro de la Gran “Logia Valle de México” y grado 33, el Diputado Jorge Gaviño Ambriz.

Para terminar con todo aquello que las dictaduras materiales y espirituales nos han endilgado; porque combatimos a los dictadores, a Hitler, a Stalin, a Franco, a Stroessner, a Batista; no a la religión, pero sí a la corrupta iglesia católica, al clero político; al arrebatarles fueros y privilegios; pero respetuosos de lo que nos define desde nuestra iniciación, nuestra propia concepción, todas respetables del Gran Arquitecto del Universo.

En síntesis, el primero, la internacionalización.

Segundo, la propuesta del reconocimiento a la mujer, con la incorporación de la juventud. Tercero, las ponencias de Grandes Personalidades en el Foro “México, Presente y Futuro” Y cuarto, nuestra recia presencia en medios de comunicación y redes sociales.

 

Hace un par de años le pudimos ver en un destacado documental sobre Masonería realizado por National Geographic.
 ¿Durante su participación en dicho documental, cuál cree usted que fue el principal mensaje que trasmitió a los televidentes?

 

Correspondiendo a la pregunta anterior, puedo decir que al recibir la invitación de National Geographic no dudé en aceptarla de inmediato inclusive en el Gran Consistorio, en donde trabajamos sólo los grados 33 y lo abrí a Tenidas Blancas con familiares, jóvenes y mujeres.

Me acompañaron al Hospital de los Shriners y se conmovieron, porque preguntaron después de platicar con la Directora ¿En dónde estaba la caja de pago? Y se les respondió que ahí no hay cajas de pago, que se atiende a todos los niños, que buscan sus prótesis de brazos y piernas, así como su alivio.

Los llevé a compartir el pan y la sal con los grados 33 y el Supremo Consejo de México. Quisieron ir a mi casa y los recibí con los brazos abiertos y compartí el deporte que entonces practicaba, las carreras, la caminata y el golf que he cultivado junto con la Charrería Mexicana, montando toros y yeguas, haciendo pasos de la muerte, toreando, coleando o manganeando. Tomaron parte de las fotografías de mi historia cerca de todos los presidentes de México, con muchos de los cuales trabajé y concordé; y por otros fui perseguido y llevado al ostracismo, cuando la derecha transitoriamente toma el poder, al decir lo que Juárez señalaba, que “El triunfo de la Reacción es Moralmente Imposible”.

Ese fue el mensaje, en el Gran Consistorio en donde filmaron con toda tranquilidad y con la presencia del Supremo Consejo de México y Grados 33, nuestros símbolos y nuestro trabajo, porque estamos alejados de todo lo negativo, aún a pesar de lo que señalan nuestros enemigos y detractores.

Y el mensaje era claro: La Masonería ha estado presente en la historia de la humanidad, así los historiadores la ubican en distintas etapas; desde aquellos que dicen que se pierde en la noche de los tiempos con cuatro mil años de historia con las ceremonias iniciáticas, o en Egipto y la Samotracia, o en la Edad Media, o en la Edad de la Masonería Especulativa y Operativa.

Reafirmo el mensaje, “La Masonería no sólo es historia, la Masonería es presente y la Masonería es la esperanza futura de un mundo mejor y de una humanidad más justa y de una nueva generación con mayor libertad y mejores oportunidades”.

 

¿Algún comentario final?

 

 El comentario final es muy breve, el principio básico de la Masonería se llama gratitud y a la Masonería Global le expreso mi agradecimiento por esta entrevista.

Formemos una nueva estrategia conservando nuestro origen, raíces y fundamentos; porque el mundo espera de la Masonería la respuesta a los grandes problemas nacionales e internacionales y como en logia decimos: “La Cadena de Unión será más fuerte si cada uno de sus eslabones, que somos todos, somos también fuertes”.

Mi último mensaje es a la nueva generación del siglo y del milenio: como decía el masón Kipling a su hijo, el triunfo y la derrota son dos impostores.

Por ello jóvenes no os arrodilléis ante nadie, no claudiquéis jamás aunque os cueste la propia vida

Hagamos Masonería y llevemos el mensaje a las nuevas generaciones, llevemos a nuestros hijos, a nuestros nietos, a nuestros alumnos, a nuestros jóvenes a las filas de la orden masónica.

Gracias a la Masonería Global y larga vida hermanos, a todos ustedes

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *