La Kabbalah.

Es un verdadero reto para cualquiera ponerse a discernir sobre la Kabbalah. Una parte de esta tiene mucho que ver con los números, y como muchos, he estado bloqueado con los números casi todo la vida. Con esto aclaro, que no soy un sabio experto en esta materia y dudo que alguien lo sea. Soy apenas un estudiante básico. La Kabbalah es un  sistema muy complejo de letras y números, los cuales combinados apropiadamente puede llevar a un estado de iluminación. Esta es una definición propia y muy superficial…  Voy a recurrir a algunas citas de la enciclopedia libre, para ampliar esta definición:

“La cábala (en hebreo: קַבָּלָה [Qabbaláh], ‘”tradición, recepción​, “correspondencia”) es una disciplina y escuela de pensamiento esotérico, relacionada con los esenios y el judaísmo jasídico. Un cabalista tradicional en el judaísmo rabínico es denominado Mequbbāl (מְקוּבָּל).​ Utiliza varios métodos para analizar sentidos recónditos de la Torá (texto sagrado de los judíos, al que los cristianos denominan Pentateuco, y que representa los primeros cinco libros de la Biblia)”.

“La Cábala se refiere a una serie de enseñanzas esotéricas que intentan explicar la relación entre Dios,  Ein Sof (אֵין סוֹף, “El infinito”) un ser infinito, que es inmutable, eterno y misterioso ,​ y el Universo perecedero y finito (creado por Dios)​”.

“En este caso, las 10 Sefirot del Árbol de la Vida son las partes esenciales de Adam Kadmón o las emanaciones del Dios anterior a la creación del Universo, llamado Ain Sof”.

“El Rabino Isaac Luria es considerado como el padre de la Cábala contemporánea. Fue popularizada en la forma de judaísmo jasídico desde el siglo XVIII hasta hoy en día. El interés despertado por la cábala en el siglo XX ha inspirado a la denominada Renovación Judía y ha contribuido a una más amplia espiritualidad no judía contemporánea, así como la emergencia de nuevas investigaciones académicas”.

Existe un mar de conceptos y definiciones que pueden ampliar aún más esta definición, y como dije al principio, era difícil para mí entender esta ciencia hasta que descubrí un concepto mucho más simple y directo: DAR=VIVIR. Este concepto lo vi en un folleto del Centro Kabbalah en Caracas y cambió completamente todos las demás ideas y conceptos que tenía sobre la Kabbalah.

El compartir tiene un poder transformador de diferentes formas.  Todos recordamos el dicho antiguo: “Es mucho mejor dar que recibir.” Pero los sabios  de la Kabbalah han descubierto que el verdadero dar, es sinónimo de la verdadera vida. Los actos diarios de bondad, el compartir la riqueza, el tiempo y los talentos de uno desinteresadamente y con entusiasmo con aquellos que son menos afortunados, es un gran privilegio que trae tanta alegría y recompensas a aquellos que dan, que tiene el poder de transformar cualquier futuro en una vida de grandes oportunidades. Dar es tan poderoso, que el practicarlo regularmente y con entusiasmo puede disminuir todo tipo de juicios. Igual que una vela brilla más cuando comparte su llama con otra vela, nuestro espíritu se eleva cuando nos permitimos DAR DESINTERESADAMENTE. Independientemente de que entendamos y compartamos estos conceptos, hay  estudios que realizar para tener un mayor discernimiento sobre la vida en general. El Zohar (El Libro del Esplendor) es una herramienta primordial para conectarse con la sabiduría de la Kabbalah.

Dar:       Para controlar

  • Para sentirme bien
  • Porque no se decir que no
  • Porque quiero ser simpático
  • Para quitarme culpas
  • Para recibir cosas físicas
  • Para presentarme ante los demás como una persona que comparte
  • Para no permitir que el otro dé
  • Sólo cuando me lo piden
  • Porque es precepto, educación y es bonito

ES DESEO DE RECIBIR PARA UNO MISMO

El Dar:

  • En imposición
  • Que espera Recibir Honor
  • Agradecimiento
  • Apreciación
  • Reconocimiento

ES UNA SITUACIÓN REACTIVA

 

EL DAR Y COMPARTIR VERDADERO ES CUANDO:

Dar cuando no me es cómodo

Dar cuando ahora no puedo

A veces Recibir es Dar

Dar es la oportunidad de Cambiar

Dar es Bendición.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *