Landmarks o Principios de la Masonería

Desde tiempos remotos la humanidad se ha encargado de definir regiones o espacios con el propósito fundamental de establecer áreas de encuentro o senderos que marquen caminos que deban recorrerse de manera precisa. Esto no solo se relaciona al caso literal de su definición, sino que también puede vincularse a ciertas normas o leyes que el ser humano debe cumplir de acuerdo a la sociedad donde se desenvuelva. Ejemplo de esto lo podemos encontrar en decálogos o pilares que conforman los principios éticos de diferentes religiones o en otros casos los podemos encontrar como faltas o pecados que no se deben cometer por el individuo.

En el caso de la masonería especulativa existen lineamientos definidos desde la conformación de las primeras grandes logias y los cuales constituyen los puntos fundamentales de lo que hoy es conocido como el derecho masónico. Sin embargo, no es sino hasta el año 1858 en donde el médico estadounidense Albert Mackey publica un artículo de 12 páginas titulado “Foundations of Masonic Law” que traducido al español es Fundaciones de la Ley Masónica, en dicho documento se recopilan lo que hoy en día son conocidos como los principios masónicos que más allá de definir o establecer límites establecen una serie de lineamientos sobre los cuales se debe regir toda institución masónica y por lo tanto aquellos quienes la integran.

A continuación, se mencionan cada uno de los Landmarks:

I. Los modos de reconocimiento.
II. La División de la Francmasonería en Tres Grados.
III. La Leyenda del tercer Grado.
I. Los modos de reconocimiento.
II. La División de la Francmasonería en Tres Grados.
III. La Leyenda del tercer Grado.
IV. El Gobierno de la Orden a cargo de un Gran Maestro.
V. Prerrogativa del Gran Maestro de presidir Asambleas.
VI. Prerrogativa del Gran Maestro de conceder dispensas para conferir grados fuera de tiempo reglamentario.
VII. Poder reservado al Gran Maestro para autorizar la fundación de Logias y sus trabajos.
VIII. Prerrogativa del Gran Maestro de constituir masones a la vista.
IX. Necesidad de los Francmasones de asociarse a fin de constituir Logias.
X. Tres dirigen la Logia: el Maestro y los dos vigilantes.
XI. Toda Logia debe estar a cubierto
XII. Todo masón tiene derecho a estar representado en todas las reuniones generales de la Orden y de instruir a sus representantes.
XIII. El derecho de apelación de un masón condenado por su Logia.
XIV. El derecho de todo masón de visitar y sentarse en toda Logia regular.
XV. Obligación de retejar a todo visitador no presentado por un miembro de la Logia, que responda de su regularidad.
XVI. Ninguna Logia puede interferir en los asuntos de otra Logia, ni conferir grados a hermanos que son miembros de otras Logias.
XVII. Todo masón está sometido a las leyes y reglamentos de la Jurisdicción Masónica en la cual reside.
XVIII. Para ser iniciado, el sexo masculino, la integridad física, la libertad de nacimiento y la edad adulta son condiciones ineluctables.
XIX. Creencia en la Existencia de Dios, considerado como el Gran Arquitecto del Universo.
XX. Subsidiaria de la creencia en Dios es la creencia en la resurrección a una vida futura.
XXI. Un Libro de la Ley constituirá una parte indispensable del moblaje de la Logia.
XXII. La Igualdad de todos los masones.
XXIII. El Secreto de la Institución
XXIV. La fundación de una ciencia especulativa sobre un arte operativo, y el uso simbólico y la explicación de los términos del arte para los fines de enseñanza moral o religiosa.
XXV. Intangibilidad de los Landmarks.

Dichos principios o lineamientos han sido desde su publicación objeto de debate y hasta hoy en día siguen siendo cuestionados por algunos miembros que conforman la institución masónica, a pesar de ello existen un consenso en donde la gran mayoría está de acuerdo, y estos tienen que ver con las bases fundamentales de la masonería como por ejemplo los modos de reconocimientos entre sus miembros la división de la masonería en tres grados: aprendiz, compañero y maestro.

Los Landmarks también comprenden un marco institucional dentro de la orden debido a que describen normas que tienen que ver con la instauración de una logia haciendo referencia la cantidad de maestros que se debe tener como mínimo para realizar trabajos, el rol que debe cumplir cada integrante y sobre las características que debe tener cada aspirante a masón antes de entrar. Este último principio sigue siendo objeto actual de debate en vista de que uno de ellos hace mención de la integridad física del iniciado, sin embargo, actualmente y bajo los valores de Libertad, Igualdad y Fraternidad y junto con otro de los Landmkars de que todos los masones son iguales este principio puede ser adaptado a la integridad física mental que debe cumplir el iniciado.

De igual manera los Landmarks sirven como pieza base de los reglamentos jurídicos que debe aplicar la institución dentro de ella misma, con sus miembros y con las demás logias a su alrededor. Esto tiene que ver con la manera en la que la organización dirige a sus miembros, las disposiciones y poderes que tiene el Gran Maestro a la hora de presidir asambleas, de delegar al Venerable Maestro la dirección de trabajos en logia o de formar nuevas logias o permitir la iniciación de un nuevo miembro.

Así mismo dentro de la parte jurídica se manifiestan otras dispensas sobre la manera en la que cada logia debe respetar las direcciones que otras logias plantean, así como no conceder grados a miembros ajenos a su logia, así como no aceptar miembros sancionados de otras logias. Si bien los Landmarks plantean la autodeterminación y gestión de cada logia también plantean el derecho que tiene cada masón para visitar diferentes logias lo que permite el sano ejercicio del intercambio de ideas y de debate.

Para finalizar se puede decir que si bien las leyes fundamentales de la masonería o Landmarks fueron planteadas hace mucho tiempo y que su uso actual puede ciertamente ser cuestionados en algunos apartados, su aplicación ha servido para mantener cohesionada a lo largo de los años una institución donde el respeto y la aceptación de diferentes ideas es la norma. Para resaltar esto se debe mencionar que dentro de la masonería confluyen diferentes áreas de pensamiento y religiones y que precisamente son estos Landmarks los que promueven la fraternidad y aceptación entre los miembros tan diversos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.