Libertad y Masonería.

El concepto de Libertad para la Masonería tiene varias acepciones siendo la primera, sin ser prioritaria, la Libertad Interior, la libertad de sí mismo; libre para pensar y discernir;libre para actuar.

No puede ser Masón un hombre esclavo supeditado a otro hombre o un hombre esclavo de sus propios vicios y malas costumbres. El Masón debe ser libre para buscar las soluciones a los problemas sin enmarcarse en fórmulas dogmáticas irracionales;debe liberarse de toda influencia negativa que le impida realizarse en esta concepción de la libertad interior.Un hombre libre es aquel que no se deja llevar por las pasiones; que guarda pleno control sobre sus actos y pensamientos.

Otra de las acepciones es la Libertad de Expresión. El Masón debe ser libre para expresar sus opiniones que deben ser equilibradas, lógicas, mesuradas, respetuosas y delimitadas, no en la expresión, pero si en el respeto a los demás y en el respeto por las opiniones de los otros. Puede no estar de acuerdo con la opinión de otro y mantenerse aun firmemente en la suya,pero debe aceptar y respetar el derecho del otro a opinar diferente a él.

La libertad de pensamiento le permite al masón pulir su piedra bruta, y para poder lograr esa libertad el individuo debe conocerse a sí mismo y a su yo interior;y para poder alcanzarla libertad de pensamiento se debe en paralelo desarrollar también la tolerancia.En nuestro caso entendemos por Tolerancia, no la capacidad de aguantar, sino el hábito de respetar las opiniones de los demás en cualquier materia, especialmente en el libre ejercicio de todo culto religioso, y en el respeto de la opinión y manifestación de todas las ideas político-sociales.

La libertad tiene como precepto la autoconciencia y la responsabilidad moral, por lo que es individual en esencia, pues no puede nadie dar su propia libertad a otro.

Sartre decía que el hombre está condenado a ser libre. Sin embargo, esto no se antepone necesariamente al concepto de la libertad responsable.  Esto surge cuando el hombre descubre al otro como sujeto de derechos, que tiene una dignidad inviolable que él debe respetar. Por esto se dice que “Mis derechos terminan donde comienzan los derechos de los demás”

Según Spinoza necesidad y libertad no son contrarios. Lo contrario de necesidad es accidental, lo de libertad es sometimiento. 

La verdadera Libertad es un sentimiento interior que va más allá de las circunstancias sociales, políticas y personales en que nos toca vivir.

La Libertad en sentido trascendental es el entero poder para determinar y transformar la realidad circundante, pero también es la facultad de establecer en qué entorno queremos desenvolver nuestra existencia.

Es interesante destacar que la libertad es ante todo una noción espiritual y una inquietud o anhelo interno, pero cuyas manifestaciones pueden iluminar no sólo el alma y la vida del propio individuo sino proyectarse beneficiosamente en el mundo profano ayudando a su progreso. Para el masón podría, como ser espiritualista que es, existir libertad interior en un ambiente profano que no la tenga desde el punto de vista social, religioso o político.

Los masones forman una colectividad de personas libres (espiritualmente hablando), o por lo menos aspirantes a ello, que han decidido unir sus capacidades para transmitir un nuevo mensaje de trascendencia a sus prójimos y que a su vez han adquirido un concepto colectivo de libertad, perfeccionando las nociones individuales.

Resumiendo, el concepto de Libertad Masónica es sinónimo de Libertad Espiritual y Trascendental que se realiza en el mundo profano.

No se es libre para ser libre; se es libre para hacer algo. Es como una tierra fértil en la que hay que sembrar. Lenin dijo: ¿Libertad? ¿Para qué? Y alguien le respondió: La libertad no es un fin, es un medio y los medios no resuelven problemas; preparan caminos para resolverlos. Sobre la tierra fértil de la libertad hay que sembrar algo y dependiendo de lo que cada uno siembre, eso mismo ha de cosechar.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.