Nicaragua fue sede de la 52 Asamblea de la Confederación Masónica Centroamericana.

Nicaragua fue sede de la 52 Asamblea de la Confederación Masónica Centroamericana.

La 52 Asamblea de la Confederación Masónica Centroamericana «Comaca»  se realizo en la ciudad colonial de Granada, con la participación de delegaciones de Guatemala, Honduras, El Salvador, Nicaragua, Costa Rica, Panamá y España, como país invitado.

En el evento, Reynaldo Solórzano, gran primer vigilante de la Soberana Gran Logia Simbólica de Nicaragua, explicó que este año se aborda el tema masonería y juventud. “La Comaca en los últimos años ha logrado integrar a más personas a las diferentes logias de cada país. En el caso de Nicaragua los Masones han aumentado y parte de su trabajo está vinculado a promover la paz y la tolerancia independientemente de condiciones políticas y/o religiosas”, indicó Solórzano.

Fotografía Oficial de la 52 Asamblea de COMACA.


Resaltó que cada delegación expuso diariamente los avances logrados en cada país y que en la fecha final, el día 22, se redacto un manifiesto denominado “la Carta de Granada”.

El Gran Maestro de España, Oscar de Alfonso Ortega, actual Secretario Ejecutivo de la Conferencia Mundial de Grandes Logias Regulares, destacó el trabajo que realizado por la Comaca en la región.

“Aquí se trata de una masonería muy importante, muy antigua y que tiene una capacidad de trabajo y una profesionalidad masónica de lo mejor que he visto. Estoy muy orgulloso de ello y la verdad que ha sido maravilloso venir aquí a Nicaragua”, expuso Ortega.

“Me esperaba una masonería un poquito más encerrada en sí misma, pero lo que veo es que los masones centroamericanos y muy especialmente los masones de Nicaragua están abiertos a la sociedad, trabajan en pro de la misma y los he visto muy integrados”, reconoció el gran maestro español.

Ortega y grandes maestros masones que asistieron a esta asamblea centroamericana llamaron a integrarse a las diferentes logias que existen en cada país.

“Llamamos a que pregunten, a que se interesen, que hablen con los masones, aunque sea preguntando por un correo electrónico o viendo la página web puedan saber algo y de esa forma puedan acercarse”, instó Ortega.

Cada año  los masones centroamericanos realizan su asamblea anual y Nicaragua fue sede del evento del presente 2019. Los masones no intervienen ni hablan de política ni de religiones, pero sí abordan los desafíos que enfrentan las sociedades en el marco de tolerancia y respeto mutuo.

Humberto Avilés, presidente de la Academia Nicaragüense de Estudios Masónicos, calificó de importante la asamblea porque contribuye a más integrantes al movimiento, como el caso de la representación de República Dominicana.


“Estamos estudiando el tema de masonería y juventud y esto es un aporte concreto a la lucha por la paz, por restablecer la tranquilidad sobre la base del amor y la fraternidad”, dijo Avilés.

“Uno de los principios más importantes que hay en la masonería es la tolerancia, la capacidad de dos personas que aunque tengan opiniones diferentes se puedan respetar, eso es básico y la tolerancia es el fundamento de la paz y si no tolerancia y si no hay paz no puede florecer la masonería”, destacó Ortega.

Deja un comentario